Blog

10 PÁGINAS DEL PASAPORTE PARA EL RENDIMIENTO

  • 22 junio, 2018
  • Blog

Detalles

“Creo que la autoconciencia es probablemente lo más importante para ser un campeón.” Billie Jean King

Es sabida la dificultad creciente que tienen los jugadores medios-altos (no los megacracks) para llegar a la élite del rendimiento. El peaje cada vez resulta más complicado. El concepto “Frontera”, que da nombre a nuestro campus desde 2012, es una metáfora a lo que representa el paso de la etapa eminentemente formativa (hasta junior) hacia el mundo senior. No es un paso automático, almenos para la mayoría. Normalmente tiene diversas etapas y los aspectos mentales y emocionales resultan clave para poder transitar esa frontera con éxito, para poder tener el pasaporte en regla, y circular libremente por esa nueva tierra. En general yo creo que la parte mental-emocional del jugador, se resumen en una palabra: CONSCIENCIA. Ser consciente de lo que pienso, siento… y ser consciente de mi cuerpo. Eso, normalmente ubica muy claramente el punto de partida, y por lo tanto facilita la toma de decisiones sobre el camino a realizar. En esta metáfora pretendo ilustrar

 

10 PÁGINAS EN TU PASAPORTE

  1. Sé muy consciente de tus puntos fuertes.No sirve de nada la falsa modestia. ¿Qué haces bien? ¿Qué te gusta hacer? Pregúntatelo, pregunta a los de tu entorno de confianza, obsérvate….
  2. Potencia, desarrolla contínuamente esos puntos fuertes.Si estás a nivel 8/10 de algo… busca cómo llegar a 8,1. Y así sucesivamente. Mira vídeos, imita, inventa, busca entrenador para que te ayude…
  3. Sé muy consciente de tus debilidades. No te autoengañes. Desarrolla habilidades a partir de tus puntos fuertes para compensarlo. Por ejemplo si eres muy malo finalizando con la izquierda, busca maneras de acabar con la mano derecha, entrando por la izquierda. Crea, busca, desarrolla…
  4. Intenta que no afecten a tu rendimiento mientras trabajas para mejorarlas. Evita situaciones donde puedan perjudicarte. Anticípate en el juego. Usa la inteligencia, experimenta, toma la iniciativa.
  5. Elije, de entre tus debilidades, las que te motiva más trabajar. Porque si algo te motiva, vas a dedicarte más, y aprenderás más rápido. Conecta con la estructura mental de “dedicación”, que es algo así como “hacer lo que haga falta porque me encuentro bien ahí, en ese propósito”.
  6. Busca como sacar más partido de tus fortalezas a partir de trabajar tus debilidades. Claro… imagínate que eres muy bueno finalizando, pero una debilidad es el bote para desbordar 1×1. Si mejoras esa debilidad tendrás muchas más oportunidades de finalizar (tu punto fuerte).
  7. Trabaja tu nivel comunicativo con el entrenador y los compañeros.Todos los puntos anteriores, y posteriores, más todos los que vayan apareciendo… es clave en este punto comunicar adecuadamente lo que nos pasa. Preguntar lo que no tenemos claro, etcétera….
  8. Aprende a aprovechar las emociones para tu rendimiento. No te pelees con ellas. La tristeza te ayuda a reflexionar. La rabia, a entrenar más duro. El miedo a prepararte mejor. Y la alegría a compartir con los demás. Todas las emociones son positivas si las aprovechas.
  9. Transforma envidia en admiración y estímulo. Este es un espacio competitivo. Poder admirar lleva a un estado emocional de reto, de más y mejor preparación. Envidiar lleva a un estado emocional que desgasta, que no sirve, no empuja hacia nada constructivo.
  10. Se valiente. Sigue lo que te manden tus entrañas. Arriesga, decide. Da pasos hacia adelante en dirección a tu sueño. No dejes que nadie te diga que no puedes, si tú crees que debes dar un paso, da ese paso! Y ya aprenderás lo que tengas que aprender por tí mismo. Si no funciona, vas a sobrevivir, tranquilo… ¿Y si funciona?

Todo esto es parte importante del enfoque que  los entrenadores debemos trabajar para que el jugador aprenda y se desarrolle. Desde mi perspectiva y mi experiencia, todo esto ayuda a acelerar el proceso de adaptación y aprendizaje. Sin duda. Y la consecuencia es el rendimiento. No solamente el objetivo.  Por lo tanto, los entrenadores en estas etapas de tránsito, y sobretodo los de las etapas formativas previas, a partir de 14 años, deben empezar a considerarse y ser considerados como piezas clave en la formación de personas y su integración a la sociedad a través de su pasión. Autoexigencia, formación constante. Y valoración económica coherente. ¿Aceptamos todos el desafío?

“Cada desafío, cada adversidad, contiene dentro de sí las semillas de la oportunidad y el crecimiento.” -Roy Bennett.

Etiquetas

Copright 2014 / TRANSFORMACIÓN DEPORTIVA