Blog

CIRCULO DE SEGURIDAD. EL PODER PARA TRANSFORMAR UN CLIMA.

  • 17 febrero, 2018
  • Blog

Detalles

“Cuando me siento seguro en mi entorno, mi tendencia natural es confiar y cooperar” (Simon Sinek)

El poder del entrenador siempre es prestado. Desde arriba obviamente. Desde los jugadores también. Saber utilizarlo es liderar efectivamente. El liderazgo es una elección, no un rango.

Disciplina, autoridad, liderazgo, confianza, comunicación, exigencia, emociones, creatividad… Son parámetros intangibles que configuran el día a día de la relación entrenador-jugadores. Todos ellos se evalúan inconscientemente en todo momento. Como llego a un entreno, Como establezco conexión con los jugadores, como les hablo, como les exijo.

El poder prestado significa que de entrada lo tengo. Desde ahí puedo optar por diferentes estilos de liderazgo. El reto es conseguir el alto rendimiento, es decir, que el equipo vaya a su máximo, y que trabaje para aumentar ese máximo gracias a que confía en la visión del líder sobre cómo hacer eso. Las dos cosas.

Los jugadores pueden llegar a aceptar todo tipo de estilos, con condiciones… La incondicionalidad solamente pasa cuando se sienten seguros y protegidos. Y no tiene nada que ver con ser blando. Tiene que ver con que noten que rinden cerca de sus máximos, y que cada día aprenden cosas nuevas que les sirven para rendir mejor, individual y colectivamente. Ese tiene que ser el foco.

Si utilizo la autoridad y el rango como forma de liderar, necesito una exigencia tan alta… que es cada vez más difícil. Sería como partir de la base que tengo todas las respuestas correctas en todos los momentos. SI me enfoco solo a resultados, logros, control, los jugadores se desconectan emocionalmente de mí. Muchas veces la tendencia cuando aparecen dificultades hace que esas actitudes se acentúen. Incluso se pueden trasladar a declaraciones culpabilizando, dejando toda la culpa fuera. “No me hacen caso, no defienden, no respetan los sistemas, no se pasan el balón…”

Hay un concepto que se llama “círculo de seguridad”. Es un concepto ancestral. Y muy gráfico. Imaginamos a todos los jugadores en un círculo, con el entrenador enmedio como protagonista. Si los jugadores miran para adentro del círculo, es que no pueden fiarse unos de otros, en realidad. Eso les hace muy vulnerables a los ataques externos. Los roles no están claros, el entrenador les genera inseguridad, miedo, incertidumbre… Mientras ponen la energía en todo eso, los rivales atacan por todas partes, el equipo es débil. Y yo como entrenador me pongo en el centro pensando que así me protejo, cuando no es así. Simplemente tengo miedo y genero miedo.

Si podemos conseguir, metafóricamente, ponernos como entrenadores también en el círculo, y que todos miremos hacia fuera, con la sensación que tenemos las espaldas cubiertas, que cada uno asume su rol para el equipo, estamos protegidos del ataque externo. Estamos seguros. Si como líder puedo generar este entorno, todos pueden desarrollar las actitudes que generarán esta confianza. Va de sentimientos, no de instrucciones. Sentimiento de pertenencia, de tribu.

Conseguir ese circulo es, entre otras cosas, democratizar el poder. No desconfiar de tu propia gente. Saber cómo está este círculo es una buena tarea para hacer constantemente como líder. Y dirigir las pautas, acciones, comunicaciones, exigencias, a que se tienda a eso. Y si no, recuerda un momento donde tu equipo haya dado su máximo… ¿cómo ubicarías al círculo?

A veces un cambio de dinámica simplemente es conseguir que los jugadores se den la vuelta y pasen a confiar y cooperar entre ellos y con el entrenador. ¿Estará pasando esto en el Barça?

“Un gran líder nunca sacrificará a las personas para salvar los números. Sacrificará números para salvar a las personas. Y la respuesta natural es que ellos lo harán por él para ver que la visión de su lider triunfa” (Simon Sinek)

Os dejo con el vídeo de Simon Sinek en el que habla sobre el CIRCULO DE SEGURIDAD:

Etiquetas

Copright 2014 / TRANSFORMACIÓN DEPORTIVA